Mike Hughes murió en su cohete casero, hubiese llegado 8 veces más alto en un avión comercial

Mike Hughes

Mike Hughes, el hombre que se estrelló en un cohete casero y murió porque quería ver la curvatura de la tierra y demostrar que “la tierra es plana”, hubiese llegado 8 veces más alto simplemente tomando un vuelo en un avión comercial.

Según reseña el diario ABC de España, el ahora difunto aventurero de 64 años tenía como objetivo alcanza una altura de alrededor de 1500 metros en su viaje al “espacio” para poder apreciar la ausencia o aparición de la curvatura del espacio.

“El objetivo del lanzamiento era lograr alcanzar una altura de 5.000 pies (unos 1.524 metros) y que se transmitiera en la serie «Astronautas Caseros» del Science Channel, ha informado Discovery.com, una serie sobre gente que «explora la frontera final con presupuestos limitados».”

ABC.es

Basta decir que a esa altura no se puede realmente ver la curvatura, según el divulgador científico Aldo, del Robot de Platón, una evidente curvatura es apreciable al llegar a los 30000 metros de altura, siendo apenas distinguible la tridimensionalidad alrededor de los 20mil metros, algo muy lejos del objetivo del acróbata Mike Hughes.

Mike Hughes voló bajó en su cohete casero.

Pero lo más irónico de este evento es que sin la necesidad de construir un cohete el hombre hubiese sido capaz de llegar 8 veces más alto si simplemente hubiese tomado un vuelo comercial.

Los vuelos en un avión comercial alcanzan los 12000 metros de altura, una altitud mucho mayor comparada con los escasos 1524 metros que se proponía Mike Hughes.

Mike Hughes, hombre que se estrelló en un cohete casero hubiese llegado 8 veces más alto en un avión comercial
Mike Hughes contaba con 64 años de edad.

Y de haber querido un poco más de adrenalina otra opción más segura, práctica y barata hubiese sido hacer un salto en paracaídas que se realizan entre 2500 y 5000 metros de altura. Lo cual parece poca altura frente a la de un vuelo comercial, pero es más del doble o el triple de lo que hubiese alcanzado Hughes en su cohete.

Otras soluciones ya han sido implementadas antes en nombre de la ciencia. Adam, del programa Mythbusters Los Cazadores de Mitos, montó un avión caza del gobierno para elevarse a más de 21mil metros de altura y poder apreciar el contorno de la tierra.

También otros aficionados en internet han lanzado globos cargados con una cámara y dejado subir a unos 25mil metros para apreciar la curvatura.

Por otra parte un vuelo ejecutivo llega a unos 15000 metros de altura, 10 veces más que el objetivo de Mike Hughes y miles de veces menos riesgoso.

Las averiguaciones en torno al accidente de Mike Hughes siguen en curso, es probable que algunas responsabilidades sean aplicables a los productores del programa de televisión en el que participaba.